Gonzalo Suárez. Un combate ganado con la ficción

Gonzalo Suárez. Un combate ganado con la ficción

1991
"La expedición tras las huellas del dinosaurio acaba proporcionando mas información sobre la obra que sobre el director, lo que permite conocer mejor a las imágenes que a su creador. Finalmente, el autor y sus películas se desvelan como un robusto y frondoso árbol, cuyas ramas son alimentadas por la misma sabia que hace vivir al tronco y que a este les hace llegar. Esa sangre vivificadora invade los fotogramas que nutren al celuloide, y este -a su vez- abre la puerta a un universo poético sorprendido en plena ebullición, seducido por los mitos literarios, aficionado a dialogar con los espíritus inteligentes, siempre reflexivo y promiscuo en su incesante fabulación.

El reto consistía en acercarse a un cineasta fuera de norma, que gusta de coquetear e incluso de cometer adulterio con la literatura (lo quizas es al reves?), que flirtea con naturalidad en compañía de Ditirambo y Rocabruno, de Lord Byron y Mary Shelley, de Frankenstein y de Don Juan. La cacería de este dinosaurio rebelde y no domesticable, casi una especie en extinción, era una empresa imposible, previsiblemente accidentada y llena de peligros, pero el empeño merecía tanto la pena, que ninguna merluza, congelada o sin congelar, podría llegar nunca a sustituir el verdadero placer al que nos invitan los trofeos cinegéticos exhibidos aquí a la vuelta, en las vitrinas de las páginas que siguen."


Extracto del artículo de Carlos F. Heredero para el libro, titulado "El dinosaurio y las merluzas". VOLVER AL LISTADO